CD VEGUELLINA 2-4 CDF HELMANTICO

 

Por fin acompañaron los goles

 Volvimos a esas tierras del Orbigo donde tan bien nos han tratado en anteriores temporadas, donde tan bien nos trataron en el día de ayer. Cuando nada más llegar a los campos recibes el cálido y sincero abrazo del joven entrenador del equipo local y poco después estás tomándote un café con el presidente de tan cordial club, te das cuenta todo lo que se forja en unos pocos años de sana rivalidad futbolística. Un placer como siempre visitar esas tierras.-

Deportivamente, sabíamos dela importancia del partido. Era hora de que al juego que veníamos desarrollando le acompañaran los resultados. Era hora de abandonar esa negativa dinámica que nos acompañaba desde hacía días.

Empezamos el encuentro teniéndonos que adaptar a un terreno de juego al cual no estamos acostumbrados. Había que hacerlo rápido para no tener que andar corriendo después. Y ese terreno de juego fue el que nada más comenzar el partido nos jugase una mala pasada. Saque de centro del campo, jugada de estrategia, pase hacia delante buscando la velocidad delos jugadores rojillos, error en el despeje y primer susto. Otra vez los fantasmas del pasado merodeaban en mi cabeza. Por suerte fue solo eso: fantasmas.

Comenzamos a coger las riendas del encuentro y a pesar dela dificultad para el control del balón, no adueñamos de él y nuestras son las mejores ocasiones. Dos vaselinas desde casi el centro del campo de Isma e Iván que se van fuera por muy poco, remate de Dieguito tras un saque rápido de una falta por parte de Germán, eran nuestra muestra de que habíamos viajado para conseguir los puntos.

Sin embargo en un córner a favor del equipo local, con estrategia incluida (muy bien trabajada, por cierto), el Veguellina se adelanta en el marcador. No nos venimos abajo y poco después, Dieguito, tras la presión adelanta a la que sometemos a los locales, iguala el marcador. Pero, volvemos a ceder un nuevo córner, y el 2-1 sube alñ marcador. Con ese resultado se llega al descanso.

Hablamos, hemos de darle más intensidad al juego y saber jugar en un campo en no muy buen estado. Es cuestión de tiempo y lo sabemos. Hay que presionar su salida de balón, provocarles los fallos, los errores. Salimos con ganas de poner en práctica lo hablado y así se vio reflejado en el césped. Dos goles de Richy y otro de Pablo Simón, voltearon un resultado que al final reflejó nuestra clara superioridad en la segunda parte.

Conseguimos tres puntos en un campo difícil ante un buen equipo que siempre quiso jugar y dio la cara en todo momento, pero al cual sorprendimos con nuestro juego y con una, creo, mejor adaptación al terreno .-

Enhorabuena a nuestros chicos, que lo dieron todo y consiguieron un justo premio y desearle toda la suerte del mundo a este club amigo, al cual, estoy seguro, no tardarán en acompañarles los resultados. Un abrazo a esa familia leonesa

Volver