CDF HELMANTICO 2-3 ZAMORA CF

 

“No dejes para mañana...”

Así podríamos iniciar la crónica del partido de ayer que podría hacerse extensible al de la semana pasada en Benavente. Después de unos primeros 20 minutos, donde el juego y las escasas ocasiones de gol, corrieron de nuestra parte, el Zamora en una contra nos marca el primer gol. A partir de ese momento bajamos la intensidad y quedamos a merced de las ganas de ganar de los rojiblancos, que si bien no trenza oportunidades claras de gol, sí que se anticipa en todas la jugadas, sí se queda con todos los balones divididos, y aunque el segundo gol y el tercero tienen su origen en sendos errores nuestros, el equipo zamorano estaba llevando la batuta del encuentro.

Al descanso nos retiramos con un contundente 0-3. Difícil papeleta la que teníamos por delante, aunque sabemos de nuestras posibilidades y no nos damos por vencido.

La segunda parte fue un monólogo nuestro. El Zamora sólo se acercaba en balones aéreos largos. No corríamos peligro y sin embargo, asediábamos la portería rival. Marcamos dos goles, insuficientes para voltear el resultado, pero ocasiones las hubo como para haber ganado holgadamente. Empezamos tarde, muy tarde, y hay que concienciarse que los partidos empiezan una vez se entra en el vestuario para vestirse de corto. De otra forma, nos pasará como ayer, como hace siete días.

Tiempos de reflexión, tiempo de trabajar con más pasión, tiempo de corregir errores, tiempo hay para salir de la situación incómoda en la que nos encontramos sumergidos. .

Volver