BETIS CF 2-1 CDF HELMANTICO

 

(Crónica: Adolfo)

 Nos vinimos de vacío sin merecerlo. Considero que al menos, y siendo generoso, debíamos habernos traído un punto después de nuestra visita al campo del Betis vallisoletano.

 Siempre tuvimos el control del partido, dispusimos de más ocasiones, un gol anulado que debió subir al marcador tras haber visto una y otra vez las imágenes, el primer gol bético precedido de falta… Errores que están dentro del juego y a los cuales no podemos aferrarnos dado que nosotros también los cometemos , como por ejemplo, cuando no definimos bien, cuando fallamos en la marca como en el segundo gol verdiblanco, cuando no entramos como es debido a un balón colgado al área, etc.

Aun así, y a pesar del resultado que te hace fruncir el ceño hasta un rato después del pitido final, el juego que desarrollamos dejó contenta a la fiel afición que nos acompaña, y a los mismos jugadores, reflejándose en su rostro el saber que han hecho las cosas bien a pesar del marcador adverso.-

Empezamos con carácter, con ganas y jugando el balón muy bien. Varias ocasiones claras, un gol que se anula tras una bonita jugada de Dieguito por banda y llegando hasta línea de meta, regateando a cuantos le salen al paso, danto el pase a Enrique que marca, por considerar el línea que el balón había salido. Era cuestión de tiempo el que lográramos marcar.

Pero…, en una jugada sin aparente peligro, un balón que se roba en el centro del campo por parte de un jugador verdiblanco (para mí en clarísima falta), un tiro perfecto del mismo al ver a nuestro guardameta adelantado y 1-0.- No perdemos la compostura, seguimos jugando, no nos venimos abajo y seguimos peleando por empatar el partido. Se llega al descanso con ese resultado. Nada que objetar al trabajo de los chicos.

Salimos con la mente puesta en voltear el marcador. No salen de su área. Están agobiados y nosotros tocando rápido les hacemos correr. Se les nota cansados, faltos de ideas y nuestro gol tiene que llegar.

Pero…, otra vez pero…,en una jugada aislada, y en un grave ERROR nuestro en la marca, el rival pone de tierra por medio en la primera llegada al área que realizan. Una losa muy pesada que sin embargo no nos hunde y así tres minutos más tarde, Rodri acorta distancias.

Hay tiempo. Seguimos disponiendo de ocasiones, un cabezazo tras centro lateral, un remate al larguero, un par de faltas peligrosas. Pero no llega. El partido se va rompiendo y hemos de ir a por todas asumiendo riesgos. Ahí, en esos últimos minutos el Betis pudo matar el partido, pero Mario con un par de muy buenas intervenciones lo evita.

Al final, una falta lanzada por Isma, roza el poste derecho del guardameta bético. Córner, remate alto. No hay más tiempo. Los puntos se quedaron en casa. Otra vez será.

Ver lo positivo, aprender de los errores y seguir trabajando como hasta ahora. El premio llegará Al Betis felicitarle por su eficacia y desearle toda la suerte del mundo en la temporada y darle las gracias por el trato recibido.-

Volver