CD RIBERT 2-2 CDF HELMANTICO

Galería de Imágenes (salamanca24horas.com)

El partido tuvo color negro

Y no es que ni Ribert ni Helmántico cambiaran su uniformidad. Esperábamos un gran partido de fútbol y nos encontramos con un concierto de decisiones desafortunadas de los que acabaron por erigirse en protagonistas del encuentro, condicionando sobremanera el normal desarrollo del mismo.

Minuto 20 de partido; penalti a favor del CD Ribert que lanza el 5 blanquillo y responde Marcos con una gran parada, el juego continúa por segundos, pero ante la incredulidad de todos el linier mantiene su banderín levantado; conclusión, el árbitro anula el lanzamiento por ¿adelantamiento? del cancerbero pistacho, acción de la que ni el propio árbitro pudo percatarse. Valió más la decisión del linier que la del juez principal, el portero es castigado además con tarjeta amarilla y repetición del lanzamiento, que ahora sí, es transformado por Javier Diego.

No habían pasado cuatro minutos y Alvaro, medio centro de los hoy foráneos, logra devolver las tablas al marcador tras conectar un buen golpeo a media altura que se cuela en la meta defendida por Alberto.

Pasan los minutos, el partido transcurre intenso, disputado, pero siempre bajo parámetros del todo deportivos, y llega el minuto 44, cuando tras una falta a favor del Ribert, despejada por la defensa del Helmántico, Marcos hace una simple consideración totalmente respetuosa y sin ningún tipo de desaire, sobre el lugar desde donde se había lanzado la misma, al colegiado. De nuevo ante el descrédito de todos los presentes, este la considera merecedora de la segunda amonestación y consiguiente expulsión.Nos quedamos con diez, con Pablo, central de los nuestros, pasando a ocupar la portería, y todo el segundo tiempo por delante, misión imposible.

A pesar de todo, el equipo no se descompone, multiplica esfuerzos y consigue que el rival no genere ninguna ocasión clara de peligro en la segunda mitad. Sólo un nuevo y muy riguroso penalti, sirve para volver a poner por delante al equipo local mediado este segundo acto.

Parecía que todo acababa, hasta que llegó la heroica a falta de un minuto para los noventa reglamentarios. Jesús aprovecha un balón largo sobre al área del Ribert y acierta con suspense con la portería contraria. Cuatro últimos minutos de descuento y final con empate a dos tantos, empate que sabe a victoria rotunda.

Enhorabuena a los nuestros por no perder la compostura y sobre todo por el inmenso trabajo realizado. ¡¡¡GRANDES!!!

Volver